jueves, 12 de junio de 2008

MAESTROS DE LA POESÍA



Porque no sólo de teatro vive el teatrero, he decidido inagurar esta sección para ampliar nuestra mirada y nuestras influencias que son múltiples e imprevisibles.
Para comenzar el ciclo, he escogido un poema de W.B. Yeats, insigne poeta y dramaturgo irlándes con el que ando entre manos en mis noches insomnes, que últimamente son muchas.
Las particularidades de Yeats estriban en una poesía trabajada desde la estructura a un lenguaje no cultista pero no sencillo. Concienciado como pocos, por la causa nacionalista irlandesa, recogió en gran parte de su obra poética los mitos y leyendas de su patria, reelaborándolas para un S. XX ajeno sus raíces.
Pero no os engañéis, queridos lectores de este serial, bajo la aparente forma de la historia ya contada, aguarda la voz de un poeta que reflexiona con agudeza sobre el paso del tiempo, el amor y sobre aquello que pudo ser y no fue (nos suena a todos ¿no?).
Trascribo un poema largo que quizás no sea mi favorito pero que menciona a nuestra moths (que tontina soy). Dejo aquí la traducción castellana para aquellos que nos quedamos en los primeros capítulos de Muzzy. Jejejeje (vaya mezcla)

Bueno ahí va:
LA CANCIÓN DE AENGUS EL ERRANTE
Al bosque de avellanos yo salí

pues mi cabeza un fuego abrasaba,
y de avellano una vara arranqué,
y la pelé; y un hilo até a una baya;
y, al ver volar nocturnas mariposas,
y estrellas titilar igual de blancas,
el hilo de la baya eché a un arroyo
y capturé una trucha plateada.

Dejé en el suelo la menuda trucha
para ponerme a preparar un fuego,
pero algo entonces susurró, y alguien
me llamó por mi nombre desde el suelo.
Era ahora una joven luminosa
con una flor de poma en los cabellos,
que, tras decir mi nombre,echó a correr,
y se perdió en el aire, entre destellos.

Aunque ya viejo estoy de tanto errar
por tierras montañosas y hondonadas,
pienso encontrarla y besarla en los labios,
tomar sus manos, y campo, majada
o huerto atravesar, y arrancar,
hasta el fin de los tiempos, mientras haya
tiempo, las pomas doradas del sol,
las pomas por la luna plateadas.



2 comentarios:

fatimapeon dijo...

I AM MUZZY!!!! Ay, qué recuerdos más tiernos. Ahora me voy a ver la nota de la señora dramaturga. Temblad, malditos.

Angelica dijo...

A qué parece que Yeats es Muzzy, una transfer que diría Torrejón jejeje






“(…) La ficción, es decir la obra de imaginación, no es lanzada contra el suelo como un guijarro, lo que tal vez sí ocurre con la ciencia; la ficción es como la tela de una araña, acaso sostenida del modo más ligero imaginable, y sin embargo sostenida de la vida por los cuatro costados. A veces tal vinculación es apenas perceptible. Las obras de Shakespeare, por ejemplo, parecen colgar de allí por sí mismas, sin ayuda alguna. Pero cuando se tuerce la tela, cuando se la levanta por una orilla, se la rasga por el medio, recordamos que esas telas de araña no las tejen en medio del aire criaturas incorpóreas, sino que son la obra de seres humanos que sufren y están atados a cosas groseramente humanas, como la salud, el dinero y las casas en que vivimos.”



-Virginia Woolf. “Una habitación propia”. Capítulo 3.