miércoles, 17 de septiembre de 2008

Fenómenos paranormales


Noticia vista en Público:

Boadella dirigirá los Teatros madrileños del Canal y El Escorial

El director teatral y fundador de Els Joglars será el responsable artístico de las salas por petición expresa de Esperanza Aguirre. "Quiero hacer un teatro de calidad técnica, de una cierta profundidad y a la vez popular", ha declarado el realizador.

Albert Boadella. EFE/Javier Cebollada
EFE - Madrid - 16/09/2008 17:50


El escritor, director teatral y fundador de Els Joglars, Albert Boadella, se encargará de la dirección artística de los Teatros del Canal y de los de El Escorial desde el 1 de enero de 2009, tal y como ha confirmado el consejero de Cultura y Turismo de la Comunidad de Madrid, Santiago Fisas.

Los Teatros del Canal, nueva sede de las artes escénicas de la Comunidad de Madrid, que serán presentados en sociedad el próximo día 23 con un avance de lo que será el nuevo musical de Nacho Cano, A, ofrecerán, como los del Auditorio de El Escorial, "una programación de calidad, pero que atraiga a todo tipo de público". Esperanza Aguirre hizo esta propuesta hace cuatro años a Boadella y él ha aceptado ahora, según Fisas.

La presidenta de la Comunidad de Madrid confirmaba hoy, durante el Debate sobre el Estado de la Región, la "suerte" de que Boadella haya aceptado la propuesta. Horas más tarde, Santiago Fisas aseguraba que, como los actuales gestores del Auditorio de El Escorial cumplían su actual mandado de dos años, en lo que queda de año se hará una nueva convocatoria pública para sacar a concurso la gestión de ambos.

El personal del Teatro Albéniz, hasta ahora sede de las artes escénicas de la Comunidad, pasará a depender de estos teatros, y será el 31 de diciembre cuando la empresa propietaria se haga cargo de esta emblemática sala madrileña, asegura Fisas.

Boadella: "Quiero teatro de calidad para todos los públicos"

El propio Albert Boadella, por su parte, ha declarado que no quiere "hacer un club de exquisitos, sino teatro para todos los públicos, pero de calidad; algo que sea del gusto de todos los contribuyentes". El artista asegura que ha aceptado la propuesta porque "alguien que empezó hace muchos años en España cambiándose en los lavabos de los teatros para salir al escenario, cuando un día le ofrecen dirigir algo así, es en cierta medida como llegar al cielo, y tiene que aceptar".

"Lo que quiero hacer ahora es lo que he venido haciendo todos estos años con Els Joglars, un teatro de calidad técnica, de una cierta profundidad y a la vez popular, todo ello racionalizando recursos, y en la medida de lo posible me gustaría seguir haciéndolo", ha comentado.

En la mente de Boadella figura programar en los Teatros del Canal desde zarzuela a danza, pasando por música o teatro de vanguadia, y "el hecho de que haya dos salas, una grande y otra polivalente, lo facilita, porque la mayor puede acoger espectáculos más estables y la pequeña más comprometidos".

En el caso de El Escorial considera que "poco a poco el auditorio debería irse convirtiendo en la sede de un festival de verano de gran envergadura, pero eso cuesta".

Director por temporadas

Boadella se encargará de la programación artística de las dos salas de los Teatros del Canal, que pertenecen al Canal de Isabel II, y de las dos del Auditorio de El Escorial. De esta última, en concreto, se encargará en la temporada estival, en Semana Santa y Navidad; el resto dependerá de los gestores y de la iniciativa privada. En el caso de los Teatros del Canal, el catalán tomará el mando en los meses de julio, agosto y septiembre, cuando las salas se abran a una programación diferente, aunque Fisas recuerda que en ellas se celebrarán también los festivales dependientes de la CAM, como es el Festival de Otoño, Madrid en Danza o Suma Flamenca.

Los Teatros del Canal, diseñados por el arquitecto Juan Navarro Baldeweg, combinan dos salas de representación y un centro coreográico, todo ello con una superficie construida total de más de 35.000 metros cuadrados, sobre una parcela de 8.750 metros cuadrados en la confluencia de las madrileñas calles de Cea Bermúdez y Bravo Murillo.

----------------------

Y digo yo... ¿los cambios de discurso se justifican con golpes en la cabeza? ¿Aceptaría cualquiera de nosotros un trabajo como éste, sabiendo de qué manos viene? ¿Somos las gentes del teatro tan fáciles de corromper? Y más importante todavía, ¿por qué este señor, capaz de maravillas teatrales y cinematográficas de corte anti-poder, anti-fascista y anti-casi-todo, no ha tenido la decencia de decir NO?

Fenómenos para anormales, ya te digo.

1 comentario:

Laura dijo...

Para anormales!
Pues visto lo visto, querida directora, los teatretos somos las misma carne corrupta que los políticos y los banqueros. A golpe de VISA nos transformamos como Superman.
Miedo me dan los liberales metidos a fachas.






“(…) La ficción, es decir la obra de imaginación, no es lanzada contra el suelo como un guijarro, lo que tal vez sí ocurre con la ciencia; la ficción es como la tela de una araña, acaso sostenida del modo más ligero imaginable, y sin embargo sostenida de la vida por los cuatro costados. A veces tal vinculación es apenas perceptible. Las obras de Shakespeare, por ejemplo, parecen colgar de allí por sí mismas, sin ayuda alguna. Pero cuando se tuerce la tela, cuando se la levanta por una orilla, se la rasga por el medio, recordamos que esas telas de araña no las tejen en medio del aire criaturas incorpóreas, sino que son la obra de seres humanos que sufren y están atados a cosas groseramente humanas, como la salud, el dinero y las casas en que vivimos.”



-Virginia Woolf. “Una habitación propia”. Capítulo 3.