viernes, 5 de septiembre de 2008

Gaticos y monetes

¡Lo siento, lo siento, lo siento! Ay, cinco días sin actualizar el blog, ¡nooooo! Los miles de fans que nos siguen en todo el planeta se estarán rasgando las vestiduras. Por fortuna supongo que, cuando vuelva, la señora dramaturga traerá muchas noticias frescas de Santander.
En cualquier caso, sólo puedo decir que estamos preparando muchas cosas. Algunas importantes, otras no tanto, y otras de cachondeo puro y duro. Así que hasta el lunes o el martes... no puedo soltar prenda.
Esperemos que, en cualquier caso, os guste lo que andamos tramando.
Besos faranduleros.

1 comentario:

Laura dijo...

Señora directora! qué ha pasado con el exámen de Torrejón? quiero news frescas.

AAAAAAAAHHHHHHH por cierto Ángel Bayón, amore mío, no me odies por lo del otro día (sí, de nuevo no le cogí el teléfono) pero se quedó cargando en la residencia y cuando llegué eran las 2 de la mañana (de trabajar, digo)
Con tanto estrés no he cogido el móvil para nada, algún sms a jorge y a la dire por lo del exámen (sin éxito) PERDÓN.
Me haré perdonar jeje.






“(…) La ficción, es decir la obra de imaginación, no es lanzada contra el suelo como un guijarro, lo que tal vez sí ocurre con la ciencia; la ficción es como la tela de una araña, acaso sostenida del modo más ligero imaginable, y sin embargo sostenida de la vida por los cuatro costados. A veces tal vinculación es apenas perceptible. Las obras de Shakespeare, por ejemplo, parecen colgar de allí por sí mismas, sin ayuda alguna. Pero cuando se tuerce la tela, cuando se la levanta por una orilla, se la rasga por el medio, recordamos que esas telas de araña no las tejen en medio del aire criaturas incorpóreas, sino que son la obra de seres humanos que sufren y están atados a cosas groseramente humanas, como la salud, el dinero y las casas en que vivimos.”



-Virginia Woolf. “Una habitación propia”. Capítulo 3.