viernes, 10 de octubre de 2008

Desde la casa de Roger

Hola. Aquí estoy en casa de Ángel intentando que entienda esto de Blogger. Así no seré la única que escriba entradas en el blog de la compañía, y entonces mi familia dejará de decirme que me lo estoy inventando todo y que no tengo compañía ni leches.
Ahora nos vamos a ver "Las Manos Blancas" de Calderón aquí al lado, al Teatro Pavón. Y nos han invitado, así que vamos de gorra.
¿A que jode?
Ala, pasarlo bien. ¡Y enhorabuena a Anita Del Arco...! Que cuando quiera nos puede contar "algo".

No hay comentarios:






“(…) La ficción, es decir la obra de imaginación, no es lanzada contra el suelo como un guijarro, lo que tal vez sí ocurre con la ciencia; la ficción es como la tela de una araña, acaso sostenida del modo más ligero imaginable, y sin embargo sostenida de la vida por los cuatro costados. A veces tal vinculación es apenas perceptible. Las obras de Shakespeare, por ejemplo, parecen colgar de allí por sí mismas, sin ayuda alguna. Pero cuando se tuerce la tela, cuando se la levanta por una orilla, se la rasga por el medio, recordamos que esas telas de araña no las tejen en medio del aire criaturas incorpóreas, sino que son la obra de seres humanos que sufren y están atados a cosas groseramente humanas, como la salud, el dinero y las casas en que vivimos.”



-Virginia Woolf. “Una habitación propia”. Capítulo 3.