jueves, 23 de octubre de 2008

Es un Camino hermoso e inmenso






Todas las cosas buenas (y malas) que había oído sobre esta película no fueron suficientes para prepararme ante el tremendo impacto que ha supuesto verla, al fin. Ya Laura habló de ella en su blog, y nuestra querida dramaturga es una persona con un criterio artístico tan alto y bien apuntado que sus palabras me hacían sospechar que estaríamos ante una obra de altura. Ahora, acabamos de volver del cine y las imágenes todavía pasan por delante de mis ojos como si no hubiera abandonado la sala.

Hay una frase hecha en inglés que en castellano no ofrece una traducción acertada, pero creo que es lo que mejor puede ilustrar esta película. Si me pidiesen una frase para definirla, diría que es "larger than life". Más grande que la vida. O que abarca la vida. Que es hermosa. Que es inmensa.

Me importa poco si Fesser se ha aprovechado de alguna manera de la polémica que han desatado las iras del Opus y la familia de Alexia González-Barros, cuya historia desconozco porque ella murió en el año en que yo nací. No conocía la historia de Alexia, y tampoco me voy a interesar por ella ahora, porque ciertamente creo que allá cada cual con su propio dolor y con su forma de llevarlo. Así, debe quedar claro que Alexia NO es la protagonista de la ficción. Otra cosa es que la familia haya iniciado los procesos para conseguir la beatificación de su hija, exponiéndose, en consecuencia, al escrutinio público.

A mí Alexia no me interesa y me parece muy bien que su familia y su Obra se queden con ella, con su nombre y con su memoria.

A mí la que me interesa es Camino. Porque es la que protagoniza la película. Porque es una niña inocente, una niña que se enamora como nos enamoramos todos por primera vez, creyendo que nuestro primer amor contiene la medida del mundo (esto es lo maravilloso de la película: no va de Dios, ni de la enfermedad, ni de dejar en ridículo al Opus; es una simple y dulce historia de amor, y nada más, es a lo que siempre se reducen las grandes historias, es lo que son todas las historias que nos llegan de verdad).

Me interesa Camino, porque Nerea Camacho es el gran triunfo de esta película, es un diamante, un ser de un resplandor único. ¿Goya a la mejor actriz revelación? No, por favor. Goya a la mejor actriz. A secas. Nerea se come la cámara como un gigante, mira al objetivo y no te atreves ni a respirar porque realmente te crees que te está mirando.
Y rodeándola, encumbrándola y realzándola como una guinda están Carme Elías, Mariano Venancio y Manuela Vallés. Inmensos todos. Joder, cómo me gustan los actores (en general). Qué seres raros, sensibles, frágiles y preciosos son. Llegan donde los demás sólo podemos asomarnos. Esta película te hace creer en los actores. Y en el mundo, y en contar historias.

Y también sales llorosa, jodida, y muy, muy cabreada. Y aún así, sales fuerte. El viaje, el camino es hermoso e inmenso y cuando se termina en la pantalla, ya no eres la misma persona.

Esto, señores, es el CINE. Tan grande como la vida.




6 comentarios:

Laura dijo...

Pero hija, qué bonito lo dices! y eso que eres la dire...

Anónimo dijo...

Que si, que traigan los huesos de Lorca, que los traigan aunque su familia no quiera. ¿Y que hacemos con los fusilados de Paracuellos del Jarama?¿ Paracuellos del que....?. Lee un poco y aprende.

Yolapeordetodas dijo...

Es un día grande, chicos, hoy se nos ha colado un pequeño y hermoso TROLL en el BLOG! No, no son los de Fraggle Rock. Un troll es un individuo que escribe comentarios incendiarios para cabrear (supuestamente) a los demás. Todo blog de prestigio tiene que tenerlos, así que vamos a dejar este anónimo impoluto, visible, cristalino, porque dejar hablar a los cobardes también es signo de clase.

Laura dijo...

Entrar al trapo es lo que apetece con individuos así. Lo que sucede es que como no dan la cara no sabe cuál es su flanco.
A mi querido anónimo troll desearía preguntarle qué exactamente debemos leer para aprender tanto: Historia de España Contemporánea de Comellas, Las dos Españas del 36 de Paul Preston, En el nombre de Franco, el Hijo y el Espíritu Santo de Luis Otero, los Diarios de Azaña, más Historia Contemporánea de Palmer & Colton... títulos sencillitos que veo desde esta silla sin esforzar la vista.
Ah, no! que todos esos deben ser unos rojos de mierda... si al menos nos ilustrase un poco.

fatimapeon dijo...

Ay, el pobre troll que no sabía dónde se metía!!! Nunca provoques a una dramaturga, reina de la dialéctica y emperatriz de la gramática, y además señora de todo un experto POLITÓLOGO!! Ay, qué risa, que vuelva por aquí, en serio.

pi dijo...

he visto camino, y tambien conozco de cerca al opus dei. A mi lo que me enseña esta pelicula basicamente es como vive la muerte de una hija una mujer ultracatolica que ha metido en la cabeza de su hija sus mismas ideas. Genial la incognita de cual es el jesus al que se refiere todo el rato la niña; como siempre los catolicos pensaran que a Cristo y el resto pensamos que solo era una niña inocente enferma y enamorada de otro chaval. Quizas me falto un poco más del padre.
un saludo






“(…) La ficción, es decir la obra de imaginación, no es lanzada contra el suelo como un guijarro, lo que tal vez sí ocurre con la ciencia; la ficción es como la tela de una araña, acaso sostenida del modo más ligero imaginable, y sin embargo sostenida de la vida por los cuatro costados. A veces tal vinculación es apenas perceptible. Las obras de Shakespeare, por ejemplo, parecen colgar de allí por sí mismas, sin ayuda alguna. Pero cuando se tuerce la tela, cuando se la levanta por una orilla, se la rasga por el medio, recordamos que esas telas de araña no las tejen en medio del aire criaturas incorpóreas, sino que son la obra de seres humanos que sufren y están atados a cosas groseramente humanas, como la salud, el dinero y las casas en que vivimos.”



-Virginia Woolf. “Una habitación propia”. Capítulo 3.