lunes, 6 de octubre de 2008

La farándula yanqui se compromete...




...y yo sigo siendo de esas personas que piensan que en la elección del presidente de los Estados Unidos de América (del Norte) debiéramos votar todos los habitantes de la Tierra. Porque si ellos se mean en los pantalones, a nosotros nos viene un tsunami. Si ellos se quitan un moco, a nosotros nos suben el pan. Si ellos se quitan el hambre a ostias, en el resto del mundo... Ya no hay nada que quitar.

Pero como no podemos votar, tenemos que conformarnos en asistir como espectadores a un terrorífico pulso entre los malos y los menos malos. Y no sé por qué se me antoja que haber dejado escapar a Hillary ha sido un error histórico. Pero con Obama nos quedamos.

Y los de Hollywood, siempre tan sentidos ellos, hacen un vídeo súper chachi para recordar a los que sí pueden votar, que pueden hacerlo. O no.



Mmmm... si la farándula de este país grabase algo parecido, ¿qué es lo que oiríamos? ¿Rojos, vendidos, hijos de puta, peseteros, mafiosos, ladrones...? Normal, claro, DiCaprio mola mucho más que la Bardem, ¿no? Será eso.



1 comentario:

Laura dijo...

Qué chachis son! deberíamos hacer uno pidiendo que NOVOTEN a la Espe. ok?






“(…) La ficción, es decir la obra de imaginación, no es lanzada contra el suelo como un guijarro, lo que tal vez sí ocurre con la ciencia; la ficción es como la tela de una araña, acaso sostenida del modo más ligero imaginable, y sin embargo sostenida de la vida por los cuatro costados. A veces tal vinculación es apenas perceptible. Las obras de Shakespeare, por ejemplo, parecen colgar de allí por sí mismas, sin ayuda alguna. Pero cuando se tuerce la tela, cuando se la levanta por una orilla, se la rasga por el medio, recordamos que esas telas de araña no las tejen en medio del aire criaturas incorpóreas, sino que son la obra de seres humanos que sufren y están atados a cosas groseramente humanas, como la salud, el dinero y las casas en que vivimos.”



-Virginia Woolf. “Una habitación propia”. Capítulo 3.