sábado, 29 de noviembre de 2008

Siempre es cuestión de tiempo



Perdón por la falta de actualización estos días. Entre los ensayos, el trabajo, las reuniones y la necesidad de encontrar un hueco para que Adri sepa que sigo viva, el tiempo para sentarse y comentar algo relevante escasea.

Bueno, pues el dossier, dvd y más cosas de Mariposas ya está viajando hacia Torrejón de Ardoz. Cruzad los dedos, frotad la barriga de ese Pequeño Buda que tenéis en la cocina o consultad a vuestra pitonisa habitual para que todo salga bien. Y si no sale, no pasa nada. Siempre nos quedará Parla.
También tengo en mi poder los documentos oficiales que nos han otorgado la gracia de ser un grupo de manera oficial ante los ojos de la ley. El lunes me voy a Hacienda a ver a quién le tengo que vender mi alma. Madre mía, qué vértigo, para pagar impuestos estoy yo a estas alturas de mi vida...
Y alegría y regocijo, porque parece que por fin hemos confirmado a nuestro equipo (equipazo) artístico: Catalina Barderas se va a encargar del diseño de arte de La Enfermedad de la Juventud, Teresa Morollón del vestuario y Jorge Álvaro será el diseñador de iluminación. Todo esto a falta de reuniones conjuntas y de que conozcan al reparto, eso sí. En cualquier caso, bienvenidos a bordo del barco pirata. Esperemos que os lo paséis en grande y no os arrepintáis de compartir la locura.
Ese pedacho de diseñador que es Albert de Rising Sun Media volverá a diseñar nuestro cartel y posiblemente también el programa de mano (ésta vez tendremos uno decente y no unas fotocopias hechas el último día, ay, el tiempo...).

Yo no quiero mirar a nadie, pero la necesidad de una fiesta de "ecuador de ensayos" se va haciendo cada vez más acuciante, a medida que se acerca la Navidad. Qué rápido está pasando el tiempo. Demasiado rápido, copón.

Back to work. Ángel, ponte bueno. Los demás: no hagan nada que yo sí haría.


PD- Felicidades a Ciro y Anita, que el jueves en los Kinépolis nos dejaron ver "Manual Práctico del Amigo Imaginario (Abreviado)", una auténtica joya. Ahora sólo falta que empiecen a coserlos a premios para seguir con la tradición. ¿Qué dirá Ridley Scott esta vez?
¡Grande Altabás, viva la Del Arco!








miércoles, 26 de noviembre de 2008

Churreteando

Comorl? qué a Caye no le han tocado nunca el coxis?¡no me digas! ¿y eso qué es?. Pues fíjate que díce que tiene buen beber, ¡habría que verla en las fiesta del pueblo!¡Nuestros zagales sí que beben bien!
Fíjate, esa niña nos ha hecho un foto. Tú, sonríe sonríe que no salimos en la tele todos los días ¿No te parece un poco rara? ay, no sé, será de una revista... ¡pero qué revista! ¿tú te piensas qué somos la Preysler? ésa nos quiere fichar para luego robarnos, que a la Carolina le pasó algo parecido... cállate bruja, que eres una bruja. Vamos a centrarnos en lo nuestro: ¿le hecho fideos gordos o de cabello de ángel a la sopa del cocido?... Y ASÍ PODRÍAN SEGUIR AÑOS Y AÑOS Y AÑOS O AL MENOS, MIENTRAS EL SOL AGUANTE.
Buen día de campo, sí señor!

Efectivamente, NO




La viñeta de Forges, como siempre en el El País.


Vaya semanita, que diría un vasco. Me estoy jodiendo el reloj biológico, estoy segura, mi falta de sueño comienza a ser preocupante. Estamos algo dispersos últimamente. Suerte que un ensayo con Carol y Caye siempre es garantía de risas (frases de ésta semana de la inigualable Cayetana Cabezas: "A mí nunca me han tocado el coxis", "No tolero bien las drogas" ó "Yo tengo muy buen beber"). ¡Obra maestra! Pero es más divertido oírselas decir, en serio. También puede que no fueran exactamente así, porque no lo apunto todo, pero se acercan bastante a la realidad. Quería poner las fotos del fin de semana con Jorge, Laurita y Adri en la montaña. Quería contaros cómo están evolucionando los ensayos. Cómo lo estoy viendo, por dónde van los tiros. Quería presumir de mis actores. Y daros noticias sobre la escenografía, el vestuario, la música... Pero tengo la cabeza embotada y éste insomnio mío comienza a pasarme factura. Mañana, palabra. Mañana os digo por qué hay días que quiero dejarlo. Mañana.



miércoles, 19 de noviembre de 2008

La frase de la semana, hoy: la moda



Ángel: "Uy, qué larga es esa falda que te llega hasta los hombros"
Carol parpadea, le mira fijamente, y tres segundos después, responde: 
"Sí, es que es un VESTIDO".

Esto ocurría esta mañana en mi casa, mientras intentábamos analizar la escena VI del segundo acto. Me costó media hora recuperarme. O más. No me digan que no es para quererles.




martes, 18 de noviembre de 2008

Bofetón

Semana de caos en cuanto a ensayos y trabajo. Creo que estamos acusando las dos semanas de culetes sentados en la silla analizando escenas, y reanalizando escenas, y venga vuelta a esta frase, y venga que si puedo ir al baño dire o que si jo, dire, que fulanito me ha pegado o que si ésta me ha sacado la lengua, o me ha hecho un calvo, o éste me acosa. Ah, no, perdón, que esos son mis pequeñajos del colegio... Creo. 
En cualquier caso, la buena noticia es que si todo va bien, entre el final de esta semana y el principio de la que viene tendremos cerrado el equipo artístico-técnico al completo que se va a hacer cargo de todo lo referente a La Enfermedad. Y va a ser cojonudo, como no podía ser de otra manera.
Y para celebrar una cosa que ni siquiera ha sucedido, voy a deleitaros con el programa más bruto y surrealista del espacio ultraexterior: Space Ghost. Y si además entrevista a Ojete Calor, ya lo vais a flipar. No voy a explicar nada. Para algo está la wikipedia. Mejor ver bajo el efecto de alguna sustancia. La que sea. Vale la pasta de dientes y las setas. Lo mismo da. Zombie-bofetón.






viernes, 14 de noviembre de 2008

URTAIN

Dicen los que la han visto que se sale con el corazón en un puño. Las entradas duraron menos que un caramelo a la puerta de un colegio. Está prorrogado hasta el 20 de noviembre, pero conseguir una es imposible. Ummm... boxeo y la versión del "Como yo te amo" de Raphael. Recuerdo que hubo cierta estudiante de dirección que hace unos años hizo algo parecido. Salvando las distancias, por supuesto.

martes, 11 de noviembre de 2008

Inauguramos sección

Queridos niños y niñas, mientras me debato entre abominables dolores en un lugar que no debe nombrarse, porque entonces haríais chistes de aquí al día que me muera, he tenido tiempo para pensar en una nueva mamarrachez. Es lo que tienen las pastillas. 
Hoy inauguramos la sección LA FRASE DE LA SEMANA, que hará las delicias de niños y mayores. Ya se sabe que en el proceso de ensayos pasan muchas cosas que siempre es mejor dejar en la intimidad, pero a veces, en alguno de estos momentos se vislumbra una décima de genialidad, un destello de grandeza que se alza sobre lo cotidiano, y eso, eso vale su peso en oro y merece ser compartido con la familia, con los vecinos, con el público, ¡con el mundo!
Esta semana, como no ha habido actividad, realmente no he podido captar muchos grandes momentos de lucidez mental en mi queridísimo equipo, aunque, por ahora, me quedo con esto:


"Llevo toda la semana acordándome de ti, 
porque la barba, al crecer, no veas lo que pica"
-Ángel Bayón, ó si llego a saber que ser actor era así de duro, me meto a minero.


Advierto que la exactitud de las frases pueden tener algún margen de error, que no somos perfectos y no voy por ahí apuntándolo todo. Pero esto a mí me lo han dicho esta tarde, y puedo prometer y prometo que es de verdad de la buena. Eso sí, no veáis lo que gana Angelito con su barbita de Bobi. Colgaría una foto, pero lo mismo después de eso ya deja de hablarme...

Sean felices.



lunes, 10 de noviembre de 2008

Actriz, hija y madre de actores

La Academia de Cine homenajea a María Isbert tras más de ocho décadas sobre el escenario

Diario El País - EFE - Madrid - 10/11/2008

"Emocionada y agradecida", la actriz María Isbert ha recibido hoy en la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas la placa que la reconoce, a sus 91 años, como miembro de honor de esta institución, que le ha rendido homenaje por sus casi ocho décadas de carrera en el cine, la televisión y el teatro.

María Vicenta Ysbert Soriano

Desde su debut en la obra dramática Nuestra Natacha, en 1936, en la que compartía reparto con su padre, Pepe Isbert -junto al que trabajó a lo largo de ocho años en su compañía teatral-, María Isbert se ha convertido en una de las más prolíficas actrices españolas, con más de 250 títulos a sus espaldas. "En el teatro siempre he sido muy feliz, ahora estoy muy vieja y lo echo de menos, pero lo revivo otra vez a través de la memoria", ha comentado la actriz, a la que han acompañado sus hijos y amigos como Manuel Alexandre, Pepe Sancho, Alvaro de Luna, Teresa Rabal o Tito Valverde.

Fue de la mano de Juan de Orduña cuando la madrileña se inició en la pantalla grande con la cinta La vida empieza a media noche, a la que siguieron otros filmes como La gran familia, Milagro en Londres, ¡Cómo está el servicio! o Amanece que no es poco, hasta su última aparición en el cine con la película de Javier Fesser La gran aventura de Mortadelo y Filemón. Sin embargo, la actriz no ha abandonado a su "segunda familia", la profesional, y continúa delante de las cámaras preparando, según ha explicado su hijo, Tony Isbert, "un cortometraje y una película para televisión, aunque todavía no se puede decir cómo van a llamarse".

Especialista en papeles cómicos

Especializada en papeles cómicos -aunque no por ello dejó de lado las interpretaciones dramáticas-, la actriz ha agradecido a sus compañeros de profesión el emotivo homenaje en el que la presidenta de la Academia, Ángeles González Sinde, ha apuntado la necesidad de reconocer "a la saga de los Isbert, una familia que enlaza con los principios del cine en nuestro país".

Y es que la actriz ha intervenido en cintas tan memorables para la historia cinematográfica española como Viridiana, de Luis Buñuel; El verdugo, de Luis García Berlanga, o La guerra de papá,de Antonio Mercero, además de protagonizar sobre las tablas obras que le valieron su reconocimiento en todo el país, como Un espíritu burlón, de Noel Coward.

"Siempre que he trabajado contigo me has puesto en un aprieto, es muy difícil trabajar contigo y que no borres el protagonismo de los demás", ha bromeado su compañero de profesión Manuel Alexandre, con el que ha compartido títulos como El bosque animado o La duquesa roja. "Os quiero a todos, no puedo decir nada más por la emoción", ha expresado entre lágrimas la actriz en este homenaje a su trayectoria, que su hijo Tony ha definido como "incomparable, irrepetible, inimitable e inmejorable" y que la artista ha llevado con "sencillez, sinceridad y humildad".



sábado, 8 de noviembre de 2008

El veneno del teatro

El otro día Laura escribió unos pensamientos de lo más acertados en su blog. Los que hemos tenido el placer de leer y escuchar obras escritas por ella, sabemos que donde pone una palabra pone la bala. Pensaréis que digo estas cosas porque es mi amiga y mi mano derecha, pero si de verdad habéis tenido la oportunidad de leer o ver en escena una obra de Laura, creo que entenderéis que no estoy siendo parcial, precisamente. O no.

Los escritores estáis para que se os cite, así que espero que me perdones el atrevimiento, Santa:



"Estamos locos.

Rematadamente locos.

Locos de atar en la nave de los locos (donde el tuerto es el rey, así que, imaginaos).

LOCOS.

Quedamos con gente a la que no conocemos y pretendemos conseguir que se unan a nuestra locura, a nuestro despilfarro energético. Les queremos contagiar.

Caminamos largos pasillos, subiendo y bajando empinados tramos de escaleras para que nos digan una y otra vez: vuelva usted mañana.

Y seguimos adelante.

Hojeamos libros en busca de carne fresca a la que hincarle el diente y cuando no la encontramos o no es de suficiente calidad... la cazamos nosotros mismos.

Lloramos a mares, antes de tomar decisiones, durante el proceso y por supuesto tras el climax. El escenario supone un pico aún más grave de nuestra locura.
Reímos como posesos hasta que nos duele el pecho de amor y de odio, hasta que se congela la mueca.

LOCOS por vislumbrar en una frase un objetivo o una intención oculta, locos de atar por buscar en el Rastro un asqueroso trozo de tela capaz de transformar a la actriz en una princesa, locos por vivirlo todo con intensidad y dejar a veces, a un lado nuestros sentimientos reales.

Pero cuando se invierte el tiempo en compañía de unos locos semejantes cuya medicación aún no se ha inventado y cuya recuperación parece imposible... ¿qué es lo real? porque esto es nuestra vida.

EL TEATRO ES NUESTRA VIDA. Y nos invade el cuerpo como un virus e incluso puede llegar a enfermarnos de verdad dejándonos a merced de un protagonista y su antagonista.


Mi anagnórisis me hizo enloquecer. Y no sé no sé, no puedo saber, sólo quiero ser capaz de crear y de darle vida.

Estoy loca... qué le voy a hacer..."



¡Amén!

viernes, 7 de noviembre de 2008

Todos tenemos juventud (aunque a veces nos pese)


Ahora que estamos en plena investigación histórica-sociológica-dramática de los años 70, y como sé que nos hace falta reírnos (luego diréis que no hago sacrificios por vosotros), vamos a ver si os alegro el día: el primero que me diga quién es la setentera de la foto tan bien posicionada entre los dos julais, se lleva de premio un cartucho de impresora HP medio gastado y mi colección de episodios de Expediente X grabados en CDs Verbatim. Y eso para mí es un tesoro, ojo.

Venga, que no está difícil.




jueves, 6 de noviembre de 2008

Cuestiones de nombre

Queridos visitantes...
la dire y yo seguimos inmersas en el proceso reconfortante y a la par desesperante de poner en pie un nuevo proyecto. Para ella será la culminación de su carrera académica y para mí, un poquillo de trabajo con la peor de todas (y no miro a nadie)
Algo que nos cuestionamos repetidamente es el asunto del título, como toda traducción es susceptible de ser errónea ( y nuestra versión es nuestra, le pese a quien le pese) abrimos la veda para que digan o sugieran aquel título que consideren necesario. Espero que algunos de ustedes conozcan la obra (sabemos que no es accesible) y confiamos en su criterio.
Luego, ya haremos lo que nos venga en gana...

miércoles, 5 de noviembre de 2008

La historia, la web, el mundo




De vez en cuando el mundo se vuelve loco y, en una improbable carambola de entendimiento y tolerancia, nos ponemos de acuerdo en una cosa y compartimos un mismo deseo en las calles de Nueva York y en las de Los Angeles, en los platós de televisión en Madrid, en una aldea de 7.000 habitantes en Kenia donde una abuela celebra que su nieto es el próximo presidente de los EEUU, o en ésta, mi humilde celda de Chamberí donde debería estar haciendo cosas más importantes para mi vida diaria, y sin embargo no puedo dejar de ver la tele y escuchar la radio. En otras ocasiones hemos compartido con el mundo el grito de No a la guerra, y también causas menos nobles como querer ir al concierto de las Spice Girls (época Wannabe, of course) o ponernos gargantillas de plástico negro (por Dios, ¿por qué EXISTIÓ aquella moda?). En este momento, compartimos la no poco inquietante causa de encumbrar todos a una al mismo político. Sin saber por qué, yo me lo he tragado. Me creo lo del yes, we can. Me creo lo de que vamos a cambiar el mundo. Y me creo lo del American Dream. Pero lo justo. Sólo por hoy me dejaré llevar por esta alucinación colectiva llamada Barack Obama (nos parece tan honesto que nos frotamos los ojos y buscamos con ojos nerviosos a los posibles Lee Harvey Oswald y CIA que seguro ya le acechan en las azoteas y los despachos).
Mañana (qué digo!), esta misma tarde, volveremos a la realidad y la vida no cambiará tanto, seguirán mandando los mismos y nuestro Barack no va a sacar un disco de rock para que pueda venir de gira a España. ¿O sí?
En cualquier caso, puede que algún día nuestros hijos con poderes mutantes que tendrán nombres molones como Luke, Leia o Brangelina, nos supliquen, aburridos, que no les volvamos a contar la historia del primer presidente negro de los USA, que total no impresiona tanto como que nos gobierne la cabeza flotante de Nixon (consultar las cuatro temporadas completas de la serie Futurama para más información, por favor).

Ahora, vamos a lo que nos interesa.... ¡Anita Del Arco! Parece ser que nuestro colega Albert de Rising Sun Media ya ha subido su nueva página web a la red. Visítenla, por favor, que Ana está monísima como siempre y el diseño de Albert es realmente cooooool. Y en la sección teatro hay una obra malísima llamada Mariposas Nocturnas que no sé por qué esta chica se empeña en poner en su currículum, de verdad, con la de cosas buenas que ha hecho... En fin, que paséis por ella. He dicho.

También estoy preparando subir alguna cosita rica a Youtube a lo largo de la semana, como las esperadas tomas falsas del Celebrities de Lau, algunos fragmentos de monólogos de Mariposas para el exclusivo lucimiento de nuestra adorada Carolina Rocha y una nueva promo para MOTHS, dado que el dossier sigue camino de unas cuantas salas y festivales, a ver si reduciendo la hora y media de función a tres minutos de tráiler los programadores vagos de vista nos hacen un poquito más de caso.

Y ya por último, hoy os voy a recomendar otra mamarrachez de esas con las que pierdo el tiempo en inteeeerneeeeee. Se trata de la página web de Raúl Minchinela, que no sé si es periodista, escritor, presentador, o todo ello y nada a la vez. Se pueden encontrar artículos (maravillosos) sobre casi todo, de corte teórico-prácticos surrealista-inquisitivo, y, además, aloja el programa más desconcertante de la TV por internet: las Reflexiones de Repronto. Son ocho minutos, pero después de cada capítulo se te queda el cerebro como una esponja del chino llena de pelos: te deja peor de lo que estabas y sólo piensas en rascarte.

Estooo, no me hagáis caso. Ha sido el café de las 10.

Aquí os dejo el maravillo capítulo 13 sobre los japoneses, Godzilla y la madre de todas las bombas. De miedo, oiga.





PD- Hoy tenemos ensayo. Y mañana también. Y pasado. Seguiremos informando...


lunes, 3 de noviembre de 2008

domingo, 2 de noviembre de 2008

La enfermedad de la directora.


FÁTIMA la directora, gran amiga Color del textode sus amigos, alumna, profesora de pequeños engendros teatreros, amante de una gran friki y persona, la gallega, la peor de todas, la gremblim ¿? y otro millón de cosas más con el que podría rellenar el post, ha estado malita y yo, fiel a mis despistes y devaneos con el destino no he encontrado un puñetero hueco para ponerme en contacto con ella y mandarle kilos de achuchones. Por ello, y no sólo para reconfortarme y que me perdone, esta entrada va en su honor, porque es una valiente por hacer lo que hace (y en quien confia) y porque siempre es ELLA quien está pendiente de nosotros. ASÍ QUE, QUERIDO EQUIPO Y DEMÁS VISITANTES, OS INSTO (Y OBLIGO) A QUE PASEIS POR AQUÍ Y LE DEJÉIS UN MENSAJITO DE ÁNIMO ( o lo que se os ocurra...)Ella lo merece y lo va a necesitar con la que se nos avecina.
Te quiero, hermanita.
Buen final de semana.
PD: Ya...la dichosa foto con cara de... ¿y este Ángel qué leñes hace? pero no tenía otra... sorry






“(…) La ficción, es decir la obra de imaginación, no es lanzada contra el suelo como un guijarro, lo que tal vez sí ocurre con la ciencia; la ficción es como la tela de una araña, acaso sostenida del modo más ligero imaginable, y sin embargo sostenida de la vida por los cuatro costados. A veces tal vinculación es apenas perceptible. Las obras de Shakespeare, por ejemplo, parecen colgar de allí por sí mismas, sin ayuda alguna. Pero cuando se tuerce la tela, cuando se la levanta por una orilla, se la rasga por el medio, recordamos que esas telas de araña no las tejen en medio del aire criaturas incorpóreas, sino que son la obra de seres humanos que sufren y están atados a cosas groseramente humanas, como la salud, el dinero y las casas en que vivimos.”



-Virginia Woolf. “Una habitación propia”. Capítulo 3.