miércoles, 26 de noviembre de 2008

Churreteando

Comorl? qué a Caye no le han tocado nunca el coxis?¡no me digas! ¿y eso qué es?. Pues fíjate que díce que tiene buen beber, ¡habría que verla en las fiesta del pueblo!¡Nuestros zagales sí que beben bien!
Fíjate, esa niña nos ha hecho un foto. Tú, sonríe sonríe que no salimos en la tele todos los días ¿No te parece un poco rara? ay, no sé, será de una revista... ¡pero qué revista! ¿tú te piensas qué somos la Preysler? ésa nos quiere fichar para luego robarnos, que a la Carolina le pasó algo parecido... cállate bruja, que eres una bruja. Vamos a centrarnos en lo nuestro: ¿le hecho fideos gordos o de cabello de ángel a la sopa del cocido?... Y ASÍ PODRÍAN SEGUIR AÑOS Y AÑOS Y AÑOS O AL MENOS, MIENTRAS EL SOL AGUANTE.
Buen día de campo, sí señor!

2 comentarios:

fatimapeon dijo...

ay dios...

amor dijo...

se os ve contentas en la foto

s






“(…) La ficción, es decir la obra de imaginación, no es lanzada contra el suelo como un guijarro, lo que tal vez sí ocurre con la ciencia; la ficción es como la tela de una araña, acaso sostenida del modo más ligero imaginable, y sin embargo sostenida de la vida por los cuatro costados. A veces tal vinculación es apenas perceptible. Las obras de Shakespeare, por ejemplo, parecen colgar de allí por sí mismas, sin ayuda alguna. Pero cuando se tuerce la tela, cuando se la levanta por una orilla, se la rasga por el medio, recordamos que esas telas de araña no las tejen en medio del aire criaturas incorpóreas, sino que son la obra de seres humanos que sufren y están atados a cosas groseramente humanas, como la salud, el dinero y las casas en que vivimos.”



-Virginia Woolf. “Una habitación propia”. Capítulo 3.