miércoles, 26 de noviembre de 2008

Efectivamente, NO




La viñeta de Forges, como siempre en el El País.


Vaya semanita, que diría un vasco. Me estoy jodiendo el reloj biológico, estoy segura, mi falta de sueño comienza a ser preocupante. Estamos algo dispersos últimamente. Suerte que un ensayo con Carol y Caye siempre es garantía de risas (frases de ésta semana de la inigualable Cayetana Cabezas: "A mí nunca me han tocado el coxis", "No tolero bien las drogas" ó "Yo tengo muy buen beber"). ¡Obra maestra! Pero es más divertido oírselas decir, en serio. También puede que no fueran exactamente así, porque no lo apunto todo, pero se acercan bastante a la realidad. Quería poner las fotos del fin de semana con Jorge, Laurita y Adri en la montaña. Quería contaros cómo están evolucionando los ensayos. Cómo lo estoy viendo, por dónde van los tiros. Quería presumir de mis actores. Y daros noticias sobre la escenografía, el vestuario, la música... Pero tengo la cabeza embotada y éste insomnio mío comienza a pasarme factura. Mañana, palabra. Mañana os digo por qué hay días que quiero dejarlo. Mañana.



No hay comentarios:






“(…) La ficción, es decir la obra de imaginación, no es lanzada contra el suelo como un guijarro, lo que tal vez sí ocurre con la ciencia; la ficción es como la tela de una araña, acaso sostenida del modo más ligero imaginable, y sin embargo sostenida de la vida por los cuatro costados. A veces tal vinculación es apenas perceptible. Las obras de Shakespeare, por ejemplo, parecen colgar de allí por sí mismas, sin ayuda alguna. Pero cuando se tuerce la tela, cuando se la levanta por una orilla, se la rasga por el medio, recordamos que esas telas de araña no las tejen en medio del aire criaturas incorpóreas, sino que son la obra de seres humanos que sufren y están atados a cosas groseramente humanas, como la salud, el dinero y las casas en que vivimos.”



-Virginia Woolf. “Una habitación propia”. Capítulo 3.