viernes, 6 de marzo de 2009

Hoy: clase de seducción ante la cámara con Jose Tojeiro

Este vídeo es una historia de intrigua, erotismo, amor y odio que sucedió hace más de quince años (más o menos). Cuando era una friki-adolescente, solía verlo en bucle con mi familia, y nuestra fascinación no disminuía aunque fuera la enésima vez. Ahora, por fin, lo encuentro entero, sin cortes, en versión directors cut, para que nos entendamos. Y quiero compartirlo con vosotros, mi familia artística, porque las grandes historias nos enriquecen a todos.

Para ti, joven actor: aprende del gran Jose Tojeiro, seduce a la cámara como él, haz de tu videobook una historia tan fascinante como ésta. Jose, donde quiera que estés, gracias por enseñarnos tanto, y por ser un gallego tan universal, con ese aire de Gregory Peck.



Y no dudéis de que cada palabra que he escrito, la he escrito muy en serio. En serio.







“(…) La ficción, es decir la obra de imaginación, no es lanzada contra el suelo como un guijarro, lo que tal vez sí ocurre con la ciencia; la ficción es como la tela de una araña, acaso sostenida del modo más ligero imaginable, y sin embargo sostenida de la vida por los cuatro costados. A veces tal vinculación es apenas perceptible. Las obras de Shakespeare, por ejemplo, parecen colgar de allí por sí mismas, sin ayuda alguna. Pero cuando se tuerce la tela, cuando se la levanta por una orilla, se la rasga por el medio, recordamos que esas telas de araña no las tejen en medio del aire criaturas incorpóreas, sino que son la obra de seres humanos que sufren y están atados a cosas groseramente humanas, como la salud, el dinero y las casas en que vivimos.”



-Virginia Woolf. “Una habitación propia”. Capítulo 3.