jueves, 4 de junio de 2015

MA 3.0 o la increíble aventura intertextual de una hipster en apuros con el Real diccionario de la Academia de la Lengua española, no el María Moliner, no, que ya está caduco.



Yo la Peor de Todas, comprometida desde hace fikglhighklnvknewgñvh décadas con el teatro más performativo se arriesga  a construir en esta nueva propuesta un panegírico posmoderno intertextual transmedia vinculante para aproximar al receptor contemporáneo, a la imposible inasibilidad de la madre.
  
Como decía Thomas Bernhard: Sólo sé que no sé nada pero no me toquéis los cojones.   

Y así, confiando en el riguroso método científico de que nuestros lectores nos lo den casi todo hecho, os ofrecemos la gran oportunidad de contribuir con nosotr@s en el proceso de dramaturgia colectiva. 

¿Cómo? 

Por veinticinco pesetas deben decirnos PalABraS que empiezan por MA.

Recuerden que no sirven diminutivos ni variaciones de color: Ma-zo rojo, Ma-zo verde, Ma-zo azul

Por ejemplo: MAmandurria

Y
por favor, aguanten un poco más que el Fary. 
Él siempre fue muy bravo.  

No hay comentarios:






“(…) La ficción, es decir la obra de imaginación, no es lanzada contra el suelo como un guijarro, lo que tal vez sí ocurre con la ciencia; la ficción es como la tela de una araña, acaso sostenida del modo más ligero imaginable, y sin embargo sostenida de la vida por los cuatro costados. A veces tal vinculación es apenas perceptible. Las obras de Shakespeare, por ejemplo, parecen colgar de allí por sí mismas, sin ayuda alguna. Pero cuando se tuerce la tela, cuando se la levanta por una orilla, se la rasga por el medio, recordamos que esas telas de araña no las tejen en medio del aire criaturas incorpóreas, sino que son la obra de seres humanos que sufren y están atados a cosas groseramente humanas, como la salud, el dinero y las casas en que vivimos.”



-Virginia Woolf. “Una habitación propia”. Capítulo 3.